5-small-life-style-changes1

El cambio en el estilo de vida: Factor determinante en la recuperación de la adicción (Parte L).

El cambio en el estilo de vida: Factor determinante en la recuperación de la adicción (Parte l)

En Clínica Libre, cuando nos enfrentamos al Tratamiento de Adicciones o el Tratamiento para el Alcoholismo se presenta un reto fundamental, que el paciente deje de consumir, que aprenda a vivir en abstinencia, es sin duda alguna un gran reto. Sin embargo, dejar de consumir una sustancia como una meta aislada y no lograr cambios importantes en todas aquellas cosas que provocan la ingobernabilidad, daños y consecuencias personales y en los demás, puede resultar en una recuperación mediocre, altamente vulnerable a una recaída.

Los cambios en los estilos de vida durante el proceso de recuperación proporcionan una garantía de éxito, un camino recto hacia la sobriedad, estar bien físicamente, mentalmente y con un desarrollo espiritual constante que da vigencia a la estabilidad emocional.

El vivir con un estilo de vida diferente, saludable, hace sentir al paciente y la familia como “extranjeros en su propia tierra”, por ello, se requiere una transformación constante de ambientes internos y externos saludables.

Cambios Personales:
• Mi manera enferma de pensar; vivir con suposiciones.
• Mi manera enferma de sentir; vivir con resentimientos, con rencores, “Todo me lo tomo personal”.
• Mi manera enferma de actuar; digo una cosa y hago otra, incongruente, mal ejemplo para los demás, “Mis acciones dicen otra cosa”.
• Aceptar mi debilidad, mi impotencia hacia el alcohol, la sustancia o la Adicción al Juego.
• Aceptar mi realidad aunque duela, no negarla, porque de otra manera, qué tendría que cambiar. Y me refiero a mis defectos de carácter, a mi manera enfermiza de defender los daños y consecuencias durante mi adicción, mis irresponsabilidades, en conclusión aceptar conscientemente mi enfermedad.
• Aceptar las distorsiones de mi insano juicio y recobrar la esperanza de que alguien más, alguien superior a mi, podrá ayudarme a recuperar mi sano juicio.
• Aceptando la adicción como enfermedad y teniendo actividades diarias relacionadas con la recuperación, no habrá oportunidad de pensar ni tiempo para preocuparse por el uso de sustancias.
• Un cambio interno, es un cambio de actitud y que se note que se vive en recuperación: Ser humilde y ser prudente en las cosas que se presentan a diario en convivencia con los demás. No buscar aventuras o retos cercanos a situaciones de riesgo, ante esa situación siempre buscar ayuda. En este proceso de cambio es necesario emprender el camino de responsabilizarse en nuestra manera de pensar, nuestras decisiones, nuestras emociones y por supuesto de nuestras conductas.
• Los deseos y los patrones de la conducta en la adicción con el tiempo tienden a disminuir siempre que logremos detectarlos y realizar una lista de cómo, cuándo y bajo que circunstancias se presentan y manejarlos de acuerdo a estrategias aprendidas durante el tratamiento.
• Durante el consumo hubo daños y consecuencias, ello produce culpa y vergüenza y en muchas ocasiones representa una posible recaída. Aprender a manejar ese sentimiento puede representar el camino hacia la recuperación.
• En la adicción un signo básico es la incapacidad de expresar sus sentimientos, sus emociones, por ello, el desarrollo de comunicación asertiva abre una mayor vínculo con las relaciones afectivas y de convivencia.
Por último, en Clínica Libre un factor indispensable y clave para la recuperación es el desarrollo espiritual en el Tratamiento de Adicciones, el Tratamiento para el Alcoholismo o la Adicción al Juego, ya que durante el consumo es una de las áreas con más afectación, por supuesto siempre respetando la diversidad religiosa.