teen-smokers-e1465568509685

Necesario Prevenir el Consumo de Marihuana en la Adolescencia

Necesario Prevenir el Consumo de Marihuana en la Adolescencia

En medio de debates y controversias sobre el consumo de marihuana, cuando estos se refieren al consumo recreativo, la iniciativa que permite a los consumidores de marihuana portar hasta 28 gramos, que tiene propiedades medicinales etc…, estos se pueden convertir en argumentos sólidos para justificar y fomentar el consumo en adolescentes de esta droga.

Hoy por ejemplo en México, de acuerdo con la última encuesta nacional de adicciones manifiesta que se ha incrementado el inicio del consumo de drogas en edades tempranas de la adolescencia, eso ha despertado el interés en los investigadores y algunas políticas públicas para reducir el consumo en ese grupo de jóvenes a través de nuevas estrategias de prevención.

El cerebro en la adolescencia

Durante la adolescencia ocurren cambios importantes en la estructura y función del cerebro, provocados por estímulos internos dentro del cuerpo y ambientales (externos), por ello durante este periodo de crecimiento y desarrollo normal del cerebro ocurren procesos de maduración en el sistema nervioso central y se le conoce como etapa crítica del desarrollo del cerebro.

Estos cambios permiten una adecuada y eficiente transmisión de los impulsos nerviosos, crecimiento volumétrico del cerebro a partir del crecimiento rápido de neuronas, nuevas conexiones con otras células nerviosas y la diferenciación de las neuronas. Se cree que estos cambios son la base para la aparición de los procesos cerebrales y del comportamiento: cognitivos, emocionales y de relaciones sociales del adulto.

El impacto de la marihuana durante la adolescencia

Estudios recientes de investigación científica coinciden que el consumo de marihuana durante la adolescencia o antes de los 17 años, está asociado a deficiencias de la memoria, en la atención, en la toma de decisiones, en el coeficiente intelectual, en la impulsividad y la presencia de psicosis. Es claro que la magnitud de estos déficits es proporcional al patrón de consumo; frecuencia, dosis y edad de inicio.

Los efectos en el largo plazo del consumo de marihuana han sido asociados con un incremento en el riego de desarrollar el trastorno de adicción, disminución cognitiva, desarrollo alterado del cerebro cuando el inicio del consumo se realizó en edades tempranas de la adolescencia y un aumento del riesgo de trastornos de psicosis crónica incluyendo la esquizofrenia.

Descubrir el consumo de marihuana en un adolescente se convierte en ocasiones difícil, a menos que sea evidente su consumo o un antidoping positivo.

9 puntos necesarios que la familia debe saber para detectar un posible abuso de sustancias.

Los siguientes signos, aunque muchos de ellos pueden no ser exclusivos de un trastorno adictivo, son los que se presentan con mayor frecuencia en más del 90 % de los pacientes con adicción. Por ello, si dos o más signos se presentan, se recomienda solicitar apoyo profesional en adicciones para tomar una decisión adecuada.

1. Aislamiento
Se empieza a aislar de su familia, descuidar los verdaderos amigos o de personas con alguna relación afectiva positiva y frecuentemente aparecen nuevas amistades con objetivos de relación no muy clara.

2. Convivencia escasa con la familia
Empieza a convivir cada vez menos con la familia o va teniendo escaso o poco interés en los asuntos o reuniones familiares. En ocasiones pueden participar en una reunión familiar, pero luego encuentran un pretexto para retirarse.

3. Baja tolerancia a la frustración: Irritabilidad y agresión
Puede ser irritable o agresivo sin ninguna razón convincente, sobre todo se molesta al confrontarlo cuando ha dejado de cumplir alguna responsabilidad o cuando se le pregunta si está consumiendo alguna sustancia o bien.

4. Cambios en la personalidad
Estos cambios se presentan de manera frecuente y se manifiestan en el:

  • Descuido personal; desalineados, con la misma ropa varios días, etc.
  • Ansioso, depresivo, intolerante.
  • Habla solo o escucha voces
  • Baja de peso

5. Negación
Se niega a aceptar una realidad cuando se confronta con alguna irresponsabilidad o una falta. Defiende su mentira o su prestigio. Encuentra siempre una justificación, que por lo general no es real o es mentira, para salir del problema cuando menos en ese momento. Como respuesta hace notar las fallas de los demás para justificar su comportamiento.

La negación es un mecanismo de defensa utilizado con mayor frecuencia cuando descubren que puede ser una herramienta para escapar de su propia verdad, de su propia realidad y prefieren vivir engañados que reconocer.

6. Rompimiento de reglas
Realiza salidas sin decir a dónde. Llegadas más tarde de la hora indicada o bien no llega a casa. Se pierden artículos de valor o dinero en casa. Incumplimiento a normas de convivencia familiares y sociales básicas.

7. Problemas económicos
No le rinde su dinero y se nota necesidad económica. Empieza a vender pertenencias personales y de otros integrantes de la familia sin permiso. Pérdida del patrimonio familiar.

8. Bajo Rendimiento escolar
Bajas calificaciones escolares, retrasos, ausentismo, problemas o conflictos con compañeros y maestros, expulsiones, cambios de centro escolar.

9. Cambios en su sistema de sueño
Duerme más de día que de noche o se despierta tarde. Puede ser por juegos de internet, redes sociales o por el consumo de alguna droga que distorsione el sueño.

Algunas frases utilizadas en la adolescencia que deben ser tomadas en cuenta:

  • Yo no consumo, si quieres hazme un antidoping!
  • Mis amigos sí pero yo no!
  • No era mía!
  • La marihuana es natural y medicinal, hasta la están legalizando!
  • Son unos exagerados!
  • No hay evidencias de que la marihuana hace daño!
  • A mi no me va a pasar eso!
  • Es que traigo muchas presiones!
  • No necesito ayuda!
  • Es mi vida, no se metan, es mi problema!
  • No me comprenden!
  • Déjenme en paz, yo se lo que hago!

 

Qué hacer para prevenir el consumo de marihuana en la adolescencia?

Promover y fomentar en la familia una convivencia familiar pacífica, comunicándonos de manera asertiva y aprender a escuchar con atención. Tomar decisiones correctas, llegar a acuerdos familiares y respetarlos todos. Reglas claras y límites precisos. Motivar los actos buenos de los hijos y aplicar consecuencias (no castigos) cuando se realicen actos irresponsables. Preservar los principios y valores del hogar. Padres firmes, congruentes con lo que dicen y hacen y que expresen amor.

En la realidad no es tan fácil hacerlo, pero hay que intentarlo siempre y practicarlo o pedir ayuda profesional.

Si ya sabemos que consume marihuana en la adolescencia?

Se recomienda atender de inmediato el problema, con la finalidad de suspender el consumo y evitar que provoque daños y consecuencias durante el consumo de la droga y los efectos nocivos de largo plazo. Clínica Libre recomienda no confrontar al adolescente en familia, es mejor pedir ayuda y dejarse guiar por profesionales en adicciones.

Dr. José Rubio Soto
Director General de Clínica Libre
Institución Profesional en el Tratamiento de Adicciones
Tijuana, Baja California.

Leave a Reply