anorexia-tratamiento

Tratamientos para Anorexia: La integralidad de las acciones de salud, parte fundamental para el éxito en el tratamiento y recuperación.

Tratamientos para Anorexia: La integralidad de las acciones de salud, parte fundamental para el éxito en el tratamiento y recuperación.

La Anorexia Nerviosa es un trastorno alimenticio y se refiere con mayor precisión a la conducta alimentaria provocada principalmente por una distorsión de la imagen corporal y como consecuencia una búsqueda constante para adelgazar.

Una de las características es el pensamiento obsesivo por mantener un peso bajo, incluso debajo de los niveles normales y a la vez un miedo por subir de peso. Por lo general, la anorexia nerviosa se presenta con mayor frecuencia en la mujer que en el hombre.

Si bien es cierto la pérdida de peso significativa y provocada, la distorsión de la imagen corporal aunado con el temor obsesivo de ganar peso, constituyen los signos y síntomas que caracterizan esta enfermedad, los tratamientos para anorexia se deben centrar en atenderlos y además tomar en cuenta los posibles daños y consecuencias físicos y mentales derivados de ellos; cardiovasculares, gastrointestinales, óseas y musculares, Alteraciones hormonales, urinarias, hematológicas (de la sangre), dermatológicos, psiquiátricos; depresión, trastornos obsesivos, pérdida de la concentración y riesgo de suicidio.

Sin duda alguna la negación como principal mecanismo de defensa, está bien representada por esta conducta alimentaria, la anorexia nerviosa, sobre todo por la gran distorsión de la imagen corporal ante la evidencia de toda persona que la observa.

Por ello, en Clínica Libre los tratamientos para anorexia están centrados en dos ejes principales, la atención inmediata de posibles daños o consecuencias físicas, derivadas de su desequilibrio en el peso y la atención de su estado emocional y por otra parte, en el mediano y largo plazo la atención integral de acciones médicas, psiquiátricas, psicológicas, de ayuda mutua y de orientación nutricional y condicionamiento físico. En relación a la psicoterapia deberá tener un enfoque sistémico, esto es para la integración de la familia en el proceso de recuperación.

Desde luego que el reto en los tratamientos para anorexia es lograr una transición del conocimiento de la enfermedad por el paciente, a la conciencia de enfermedad. Y la aceptación es indiscutiblemente el primer paso hacia el camino de la recuperación.

Sin embargo, como cualquier tratamiento de adicciones se requiere un trabajo constante del paciente orientado a continuar con grupos de autoayuda y planes de reforzamiento hacia la prevención de recaídas.